¿LO LOGRAREMOS ALGUN DIA ?

Cuando los molinos de viento ubicados en la cima de algún cerro, mueven sus enormes aspas, nos dejan sentir e imaginar épocas añejas integradas de inmensos personajes que andaban en busca de aventuras y de ser señalados como los defensores del buen vivir, de la moral y de las bellas mujeres soñadas. Ellos querían recoger el pañuelo arrojado por esas damas desde la ventana de sus Castillos o Palacios  y al recogerlo le indicaban que eran dignos de ellas, retornando algún día  cumplida su noble misión para unírseles en vida eterna…

Epocas aquellas de inmensos, bellos,  majestuosos y poderosos aposentos en los que ondeaban en las cúspides de sus torres grandes y  muy llamativas coloridas banderas con las figuras que anunciaban el reinado al que pertenecían. Era tiempos de espectaculares y sorprendentes Castillos y Palacios encantados, de reyes, reinas y princesas. Epocas de torneos a caballo, de mesas redondas, donde verdaderos hombres de corazón de león, se batían con otros caballeros, sólo por el hecho de mostrar sus habilidades y mucha valentía a sus contrincantes, representando de la manera más digna y comprometida a sus reyes. Eran eventos de gran pompa y colorido inundados de sonidos y fanfarrias de trompetas e infinidad de banderas multicolores que hacían resaltar la hermosura y brío de los caballos y sus bellas vestimentas, contrastando con las  pesadas y poderosas armaduras de hierro de cada uno de los famosos combatientes.Epocas de magia, de espadas de excalibur..
Así fue que se vivió la Europa de hace varios siglos. Francia e Inglaterra fueron los más dignos representantes de aquellos intensos, aguerridos y grandiosos momentos históricos que fueron integrando y conformando al llamado,ahora, viejo continente…
America, jamás integró a sus culturas ni los suntuosos e impactantes Castillos, ni los hermosos caballos, ni las relucientes  y poderosas armaduras, ni mucho menos espada  mágica alguna o mesa redonda de reyes o mujeres distinguidas que arrojarán sus pañuelos blancos a sus pretendientes. Abundó, eso sí, en nuestros jóvenes territorios,  la supercheria, la brujeria, los hechiceros, los corredores que cubrían grandes distancias para traer comida fresca a sus señores, los hombres bestias que cargaban cosas jaladas por sus cuerpos y uno que otro guerrero de escaza importancia universal. Y muchas Guerras absurdas y simuladas o escaramuzas locales sin gran trascendencia, con reyes entreguistas, traicioneros e intrigosos. Si se llegó a épocas de inmenso contenido cultural y arquitectónico que dejaron pasmados a los conquistadores. La Malinche no era de muy mal ver y además bilingue, aunque se la hayan obsequiado a los españoles, siendo ella una princesa. Con todo eso nos fuímos estructurando y formando como continente, hasta llegar ahora a lo que somos los que habitamos estas zonas: Pueblos hambreados y explotados por los mismos europeos, ahora mezclados con los sajones,  árabes, asiáticos  y judios y otras muchas  razas más agazapados en sus instituciones crediticias, financieras legaloides. que han sabido aprovechar muy hábilmente nuestras divisiones, nuestra ingenuidad y escasa identidad..America la joven, que algún día se emancipará para retomar su verdadero rumbo que le hicieron perder aquellos más mañosos y ventajosos que jamás comprendieron que se trata de que avancemos todos en  sano equilibrio compartiendo en el planeta la gran aventura de nuestro viaje por el cosmos…¿lo lograremos algún día?
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: